Clasificación de alojamientos de Turismo Rural

Parece ser que, después de varias décadas de auge, desarrollo y, finalmente caída, los políticos se han decidido a crear una clasificación de los alojamientos de Turismo Rural. No sé si es por iniciativa del Plan Nacional Integral del Turismo (PNIT) que el gobierno presentó en junio o si era algo que ya estaba en marcha, pero desde luego que hacerlo 20 años después del inicio del auge del Turismo Rural, es una gran metedura de pata.

Yo ya, en el II Congreso Internacional de Turismo Rural de Pamplona del año 2011, reclamaba una simplificación y unificación en la tipología de alojamientos rurales. No lo hice porque se me hubiese ocurrido en esa época, sino porque fue la primera vez que se me dió la oportunidad de expresarlo en público. Está claro que me di cuenta de esa necesidad nada más comenzar con el proyecto de TurismoRural.com en el año 2001. Desde entonces fui descubriendo los entresijos absurdos de las 17 legislaciones que se habían creado de forma bastante arbitraria y sin tener en cuenta las necesidades particulares y, lo más importante, a las Comunidades Autónomas vecinas, es decir, al conjunto del estado Español.

Vivienda de Turismo Rural, Casas Rurales, Vivienda turística de Alojamiento Rural, Alojamiento Rural Independiente, Vivienda RuralCasa de Pagés, Casona Rural, Centro de Turismo Rural, Posada Real… Con estos pocos términos oficiales acabo de dar una vuelta completa a la geografía española. Pero el alcance del absurdo siempre ha ido más allá, con ejemplos como el de un palacio con siglos de antigüedad que recibía una categoría ínfima porque la legislación le exigía introducir en su estructura centenaria un ascensor para alcanzar la categoría que le correspondía. El caso del Hotel Rural que por tener una habitación más de lo que la legislación de su Comunidad Autónoma especifica, tenía que pasar a ser Hotel de estrellas. Incluso alguno de los casos más flagrantemente injustos de la legislación que, por haber crecido la población más del límite que impone (normalmente los 2.500 habitantes), debían dejar de ser oficialmente Casa Rural, Hotel Rural o Apartamento Rural.

Pues bien, lo que pretendo ahora, además de dar mi opinión con una experiencia de más de 10 años en estos temas, es crear una tendencia de opinión de cómo se debería llegar a la creación de una nueva legislación que regule la tipificación de los Alojamientos de Turismo Rural a nivel nacional. La mala gestión y legislación por parte de la Administración Central y las Comunidades Autónomas, han llevado al peor momento de la historia para este sector económico tan importante para la economía española. Para empezar, lo más simple, es crear las clases de Alojamientos Rurales:

  1. Casas Rurales: Alojamientos rurales en una edificación independiente, adosado o no a otras edificaciones, con diferentes números de dormitorios, que no dan servicio incluido en las tarifas a sus moradores, con una cocina común y no necesariamente con baños independientes en cada habitación.
  2. Hoteles Rurales. Alojamientos Rurales en una edificación independiente, adosado o no a otras edificaciones, con diferentes números de habitaciones y que dan servicio a sus moradores, con baños en cada habitación. Los servicios son los de restauración y limpieza de habitaciones.
  3. Apartamentos Rurales. Alojamientos rurales que no son independientes, es decir comparten la estructura de su edificio con otros apartamentos rurales o con viviendas particulares, con diferentes dormitorios y que no dan servicio incluido en las tarifas a sus moradores.

No hace falta más para tipificarlos, porque realmente no existen otras clases. Evidentemente, a partir es esto se puede y se deben crear subclases englobadas dentro de cada una de estas tres clases rurales. ¿Porqué? Pues muy sencillo, por que dentro de éstos hay varias subclases con diferencias en la forma de comercialización del producto.

1. Casas Rurales: Según la definición anterior, y añadiendo a todas ellas una categoría en función de las calidades de la casa rural, las diferentes variaciones podrían clasificarse en:

  • Casa rural por habitaciones: Aquellas casas rurales que se alquilan sus habitaciones de forma independiente y que pueden disponer o no de una cocina de uso común.
  • Casa rural completa: Aquellas casas rurales que se alquilan en su totalidad. Esta tipología puede ser arrendada en función del número de personas (por personas) o bien con un precio cerrado por el uso en su totalidad (íntegra). En el primer caso, según la ocupación contratada podría impedirse el paso a los arrendatarios a aquellas habitaciones o salas que no vayan a ser usadas.

Además, según las características de la construcción se la podrá dotar de un nombre que la defina, según sea una construción aislada (de campo) o adosada a otros edificios (urbana), o por la zona geográfica y las costumbres locales donde se ubica (Masía, Casona, Casa de Pagés, Cortijo, Cigarral, etc.). De esta manera, el nombre podría ser definido por las diferentes autonomías, constituyendo un añadido a la clasificación a nivel nacional.

2. Hoteles Rurales: Aquí, además de la clasificación en función de la calidad, como ocurre con las estrellas de los hoteles normales, eligiendo una simbología específica para el turismo rural, se podrían hacer distinciones más allá de la calidad, por ejemplo, en función de su localización, el número de habitaciones, su antigüedad, etc. Es decir, si el Hotel está aislado (de campo), si está en el núcleo urbano (urbano), si tiene menos de un número determinado de habitaciones (con encanto o normal), si la construcción es nueva, si el edificio tiene más de una determinada edad (histórico o nueva construcción), o si es un edificio construido o no con materiales típicos de la zona. Es decir, unas especificaciones, que ya sí, podrían ser específicas de cada comunidad autónoma, dotando al hotel rural de una tipología acorde a las tradiciones de la zona, y por lo tanto acordes a la definición de turismo de la OMT (Organización Mundial del Turismo).

3. Apartamentos Rurales: en esta clase, la tipología siempre estará mas reducida, restringiéndose básicamente a la calidad, como en el caso de los hoteles rurales, y pudiéndose diferenciar de alguna manera en función de las habitaciones que posea. Finalmente, como en los casos anteriores, en cada Comunidad Autónoma podría adjudicársele un nombre en función del tipo de edificio, tradicional o no, en el que se encuentra el apartamento rural.

Además de esta tipología, a todos los alojamientos rurales se les puede clasificar según su actividad. Aun cuando todos pueden ser considerados como alojamientos rurales, se les puede incluir en alguno de los subsectores del Turismo Rural:

Turismo Rural: Se correspondería con la definición purista y clásica de casa rural, hotel rural o apartamento rural, es decir, alojamientos que acercan al viajero a las tradiciones típicas rurales de los pueblos de España, el Turismo Cultural y el Turismo Religioso (iglesias, sinagogas, mezquitas y otros edificios religiosos).

Agroturismo: Aquellos alojamientos rurales que además realizan una actividad agropecuaria típica de la zona, es decir, alojamientos rurales incluidas en explotaciones agrícolas y/o ganaderas, en las que los viajeros pueden ver la actividad y/o participar en las actividades diarias. Se corresponden con esta tipología las yeguadas, los agroturismos de Baleares y los agroturismos de Navarra, por ejemplo.

Enoturismo: A pesar de poder ser englobado dentro del agroturismo, los alojamientos en Viñedos, Bodegas y Rutas del Vino tienen en España la suficiente importancia económica y social a nivel mundial, como para formar una tipología independiente. Se corresponden con esta tipología los Alojamientos en Bodegas y Viñedos (casas y hoteles rurales) y todos los alojamientos incluídos en las Rutas del Vino.

Ecoturismo: El ecoturismo no es sólo conocer y visitar los Espacios Naturales Protegidos, sino ser capaz de convivir con las tradiciones locales, la artesanía, las fiestas populares y en general la forma de vida cotidiana de los pueblos. Además el ecoturismo es proteger de forma activa el medio ambiente, el comercio justo y los alojamientos con impacto ambiental cero o una baja huella de carbono. Se corresponden con esta tipología aquellos alojamientos rurales cercanos o incluídos en Espacios Naturales Protegidos, los Alojamientos Ecológicos (emisiones cero o reducidas), los alojamientos especializados en avistamiento de aves, rutas ornitológicas, y en general, el avistamiento de cualquier otro animal en la naturaleza como puedan ser el lobo y el oso, entre otros animales emblemáticos, y finalmente, los alojamientos que realizan actividades de educación ambiental, como cursos de reciclaje, huertos ecológicos, etc..

Ejemplos de Alojamientos Rurales:

  1. Casa rural por habitaciones categoría 2 “espuelas” sin cocina, en una masía de 8 habitaciones, ubicada evidentemente en Cataluña. Casa rural por habitaciones sería la tipología a nivel estatal, las “espuelas” (por darle un nombre irónico) sería la calidad que debería ser también a nivel estatal y el nombre de Masía (o casa de pagés o cualquier otro) vendría determinada por las diferentes zonas geográficas y establecidas por la comunidad autónoma de Cataluña.
  2. Casa Rural completa integra categoría 3 “espuelas“, en una casona de 7 habitaciones, ubicada evidentemente en Cantabria.
  3. Hotel Rural moderno de campo de 3 “espuelas” con encanto, en un cigarral de 5 habitaciones, ubicado evidentemente en Castilla-La Mancha.
  4. Hotel Rural histórico de campo de 4 “espuelas” normal, en un cortijo de 11 habitaciones, ubicado evidentemente en Andalucía.

En resumen, para los viajeros, lo que realmente los interesa es la clasificación genérica de los tres tipos principales (casa rural, apartamento rural y hotel rural) y la calidad que poseen. El resto de las tipologías deben ser de cara a la administración (central o autonómica) para que queden adscritos según la tipología y que sea más claro el cumplimiento de las condiciones legales específicas de cada uno de los tipos de alojamiento. A todos ellos se les puede incluir la clasificación de Turismo Rural, Agroturismo, Ecoturismo o Enoturismo, para que queden definidos en los diferentes subsectores. Además, el tener o no piscina, jacuzzi, hidromasaje, SPA, Internet, tan solo lo diferencia en la calidad, ya que no son características que lo identifiquen como Rural, sino más bien todo lo contrario. La tipificación de los alojamientos rurales no debe ser estricto en cuanto al número de habitantes del núcleo urbano o municipio en el que se encuentran, ya que la cualidad “Rural” no depende de la cantidad habitantes si no del ambiente en el que se encuentre.

Para citar este articulo puedes hacerlo con los siguientes enlaces:

https://mariodelreal.wordpress.com/2012/08/20/clasificacion-de-alojamientos-de-turismo-rural/

https://mariodelreal.wordpress.com

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

5 comentarios to “Clasificación de alojamientos de Turismo Rural”

  1. gutierrezpalma Says:

    Cuando hablamos del turismo rural, siempre nos olvidamos del alquiler de vacaciones en la playa, sea apartamento o casa con o sin piscina.
    Realmente está dentro del turismo rural, ya que la gran mayoría de alojamientos se encuentran en entornos rurales como pequeñas calas, urbanizaciones costeras y pueblos de encanto con playa.
    Otra cosa es el alquiler de apartamentos dentro de grandes ciudades.
    Saludos
    Pepe Gutiérrez

    Me gusta

  2. Francisco Says:

    Me parece muy buena (razonada y razonable) la solución que ofreces. Lástima que las administraciones tengan otros intereses. En cualquier caso, enhorabuena por el artículo y por ofrecer soluciones a los problemas.

    Me gusta

  3. El turismo rural ha muerto, viva el turismo rural | Blog de Turismo Rural Says:

    […] https://mariodelreal.wordpress.com/2012/08/20/clasificacion-de-alojamientos-de-turismo-rural/ […]

    Me gusta

  4. ¿Qué se entiende por Casa rural en la Comunidad de Madrid? | Casa Rural Melones en Patones Says:

    […] Cuando decides montar un negocio de turismo rural en la Comunidad de Madrid lo primero que te planteas es el tipo de alojamiento. Y no es tarea fácil, porque en España hay bastante lío con la denominación de los alojamientos rurales. Según la comunidad autónoma podemos encontrar hasta sesenta formas distintas: casa rural, hotel rural, vivienda de turismo rural, casa de aldea, posada, casa e labranza, pazo o apartamento turístico son solo algunos ejemplos. Esto genera mucha confusión entre los visitantes porque cuando vas a un alojamiento rural no tienes muy claro que te puedes encontrar. Hay mucha información sobre las categorías de alojamientos rurales en este blog.y una opinión bastante acertada en este otro. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: