Archive for 6 octubre 2012

Turismo religioso en Ávila, cuna de Santa Teresa de Jesús

6 octubre 2012

A pesar de que Ávila es una capital de provincia, tan sólo lo es a extramuros, ya que en el interior de sus murallas centenarias sigue manteniendo su encanto medieval. Así, el pasado 3 de octubre de 2012, visité el casco antiguo de Ávila, invitado a participar en el XXXVII Mercado de Contratación de Servicios Turísticos de Castilla y León, por la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes en Castilla y León, entidad en la que se ha integrado la antigua SOTUR.

Antes de empezar, fuimos a comer al  Restaurante Puerta del Alcázar, sito en calle San Segundo nº 38 de Ávila (teléfono 920211074 y fax 920211075), un bonito restaurante situado junto a la Catedral del Salvador de Ávila, del que doy buena cuenta en el artículo de nuestro Blog de Gastronomía y Restaurantes titulado “Comer en Ávila, Restaurante Puerta del Alcázar“. Una vez que estuvimos con el estómago lleno, fue el momento de comenzar la visita, que comenzamos por la catedral, que se encuentra apenas a 100 metros del restaurante.

Entrada a la Catedral de Ávila.

Entrada a la Catedral de Ávila.

Puerta de Entrada de la Catedral de Ávila.

Puerta de Entrada de la Catedral de Ávila.

La Catedral-Fortaleza está adosada a la muralla. Se inició su construcción en el siglo XI y tiene una parte en estilo románico tardío y finalizada en estilo gótico, en concreto el claustro. Las vidrieras que se pueden ver son actuales, del año 1950. En el interior hay capillas renacentistas del siglo XVI y destacan la capilla con una escultura de la Piedad de Juan Bautista Vázquez y la pila bautismal de alabastro del siglo XIV.

Pila bautismal de alabastro del interior de la Catedral de Ávila.

Pila bautismal de alabastro del interior de la Catedral de Ávila.

El Trascoro es del siglo XVI tallado en piedra caliza. En el se puede apreciar la virgen junto a un dedal y unas tijeras.

Trascoro tallado en piedra caliza de la Catedral de Ávila

Trascoro tallado en piedra caliza de la Catedral de Ávila.

La parte románica, que se distingue muy bien de la gótica, tiene un sólo ábside en lugar de tres, realizada por Fruchel en la transición al gótico y para poder construirlo con un sólo ábisde, hicieron pequeñas capillas que lo sujetan. En él se encuentra el sepulcro de Alonso Fernández de Madrigal, Obispo de Ávila conocido como “el tostado” y de pequeña estatura, obra de Vasco de la Zarza.

Vidrieras y piedra roja de la Catedral de Ávila.

Vidrieras y piedra roja de la Catedral de Ávila.

El altar mayor es del siglo XVI de Pedro Berruguete, las vidrieras son del siglo XV y también hay una talla de la Virgen la Mayor del siglo XVIII.

Altar mayor y vidrieras de la Catedral de Ávila.

Altar mayor y vidrieras de la Catedral de Ávila.

Ya en el Museo Catedralicio, que se reparte entre la sacristía y la antigua biblioteca, se pueden ver entre otros tesoros, la Custodia de Juan de Arfe hecha en plata, del año 1571, una Virgen románica del siglo XII y otra del siglo XIII, cuadros del El Greco, Garcibaño y Múgica. y varios sepulcros.

Maqueta de la Catedral de Ávila incrustada en la muralla.

Maqueta de la Catedral de Ávila incrustada en la muralla.

A continuación visitamos la Basílica de San Vicente, del siglo XII, Monumento Nacional desde 1882 y declarado BIC, que se encuentra muy cerca de la catedral pero a extramuros. La portada es románica, con mucha ornamentación floral y con una tribuna exterior sobre la puerta. Los Caballeros de las familias de los Palomeques y los Orejones eran los encargados de subirse a las torres para vigilar, que poseen sus respectivas capillas en su interior.

Portada de la Basílica de San Vicente de Ávila.

Portada de la Basílica de San Vicente de Ávila y la tribuna.

El edificio es de la transición del románico al gótico, con arcos de medio punto románicos en las naves y vidrieras, pero la nave es muy alta, de estilo gótico y con mucha luz natural. Hay tres ábsides, con un retablo barroco central del siglo XVII. Hay piedra roja en los ábsides a imitación de la que hay en la catedral, que es natural.

Altar mayor y ábsides de la Basílica de San Vicente de Ávila.

Altar mayor y ábsides de la Basílica de San Vicente de Ávila.

El Cenotafio de San Vicente es del siglo XII, en piedra policromada. En el se representa la vida, martirio y muerte de San Vicente y sus hermanas (Sabina y Cristeta) a manos de los romanos, por no renunciar a su fe. Dejaron sus cuerpos sobre una roca, que es sobre la que ahora se levanta la Basílica. El cimborrio o linterna es la torre y se encuentra sobre el ábside central.

Cenotafio de la Basílica de San Vicente en Ávila.

Cenotafio en piedra policromada de la Basílica de San Vicente en Ávila.

Una vez terminada esta visita, nos dirigimos a la Casa de los Carniceros, lugar de la Oficina de Turismo de Ávila y por donde se accede a la parte que actualmente es visitable de la Muralla de Ávila, de 2,5 kilómetros de perímetro y con 88 torres y 2500 almenas. En Julio y Agosto se realizan visitas teatralizadas, muy atractivas especialmente para los más pequeños. En su interior, ademas, se realizan exposiciones temporales.

Casa de los Carniceros y la parte trasera de la Catedral adosada a la muralla.

Casa de los Carniceros y la parte trasera de la Catedral adosada a la muralla.

Las vistas que de Ávila se obtienen desde lo alto de la muralla son únicas. A lo lejos se puede divisar la Antigua Escuela de Huérfanos Ferroviarios, que actualmente forma parte de la Universidad de Ávila, o el Convento de la Encarnación de las Carmelitas Descalzas. Hacia el interior de la muralla, la Catedral-Fortaleza, fusionada con la muralla, sus torres y ornamentaciones desde cerca. También podrás ver desde otra perspectiva la Basílica de San Vicente con  La Puerta de la Catedral, de los Leales o del Peso de la Harina, abierta en el siglo XVI, proyectándose al atardecer sobre su fachada.

Basílica de San Vicente de Ávila desde la Muralla.

Basílica de San Vicente de Ávila vista desde la Muralla con la sombra de la Puerta de la Catedral proyectándose sobre su fachada.

Según paseas por entre las almenas, vas asomándote en los torreones y viendo todos los edificios antiguos. Este paseo termina en la Puerta Arco del Carmen o de la cárcel, que se abre entre dos torreones de sección cuadrada y fue restaurado en los siglos XIV y XVI. Esta es una de las 9 puertas o entradas que posee esta magnífica muralla.

Puerta El Arco del Carmen o de la cárcel, muy cerca del Parador.

Puerta El Arco del Carmen o de la cárcel, muy cerca del Parador.

A continuación, y antes de que se nos fuera la luz, continuamos paseando hasta la Plaza del Ayuntamiento, donde se encuentra la Casa Consistorial y en el extremo opuesto, la Parroquia de San Juan Bautista, lugar donde fue bautizada Santa Teresa de Jesús.

Plaza del Ayuntamiento de Ávila.

Plaza del Ayuntamiento de Ávila.

De ahí, y ya para terminar, sólo unos pocos del grupo, y los más interesados, nos dirigimos a la Iglesia de Santa Teresa, o “La Santa“, como la llaman popularmente. Esta iglesia fue erigida sobre la casa en la que nació Santa Teresa. De hecho, desde el interior, se puede alcanzar a ver el huerto de la casa con una estatua de la santa cuando era niña, y la capilla, supuestamente construida en el lugar en el que se hallaba su habitación.

Altar mayor de la iglesia de Santa Teresa.

Altar mayor de la iglesia de Santa Teresa.

Capilla de La Santa.

Capilla de “La Santa”.

En el exterior de la Iglesia hay un pequeño museo con reliquias de Santa Teresa y una pequeña tienda donde ademas de los típicos recuerdos, se pueden comprar medallas de oro y plata de diferentes tamaños. Entre éste museo-relicario y la Iglesia, está el Albergue.

Exterior de la Iglesia de Santa Teresa y el Albergue.

Exterior de la Iglesia de Santa Teresa y el Albergue.

Una vez finalizada la visita, con el sol muy bajo y el cielo rojo de otoño, provocado por estar Ávila a más de mil metros de altitud y sin montañas cercanas que oculten el ocaso. Nos dirigimos a nuestros lugares de descanso, en el Hotel Palacio de los Velada y en el Hotel Palacio de Valderrábanos, ambos junto a la plaza donde se erige la Catedral.

Una vez repuestos, una hora después, nos dirigimos a cenar al Restaurante La Bruja, en Paseo del Rastro 1, Teléfono +34 920 352 496, junto a la muralla. Sobre los platos que nos sirvieron, puedes ver una opinión del Restaurante La Bruja en nuestro blog de Gastronomía y Restaurantes.

Al día siguiente se celebro el encuentro. Este evento se celebró el 4 de octubre en el Centro de Congresos y Exposiciones LIENZO NORTE de Ávila, un moderno y muy bien dotado centro de congresos.

XXXVII Mercado de Contratación de productos turísticos de Castilla y León en Ávila

XXXVII Mercado de Contratación de productos turísticos de Castilla y León en Ávila.

Una vez finalizado, y antes de volver de regreso a Madrid, fuimos a comer al Restaurante Parador Raimundo de Borgoña, en la calle Marqués Canales de Chozas,
2, Teléfono: +34 920211340, en el que nos sirvieron un excelente cochinillo, morcilla o queso del Valle del Tietar, entre otros platos, pero que podréis leer en detalle en nuestro blog de gastronomía y restaurantes en el que damos nuestra opinión del Restaurante Parador Raimundo de Borgoña.

Anuncios

Paseando por el casco antiguo de Murcia

6 octubre 2012

Es posible que muchos piensen “que tendrá que ver la capital de Murcia con el turismo rural“, pero claro, solo los murcianos saben que el municipio de Murcia capital tiene 54 pedanías, lo que para alguien que no sepa lo qué es una pedanía, significa que la capital de Murcia tiene en sus alrededores 54 pueblos íntimamente relacionados, un número muy largo para listar aquí pero que podéis ver en TurismoRural.com, en la ficha de Información Turistica del municipio de Murcia. Forman parte de la famosa huerta murciana, pueblos clásicos, con su cultura rural y sus tradiciones.

Inauguración I Mercado de Turismo de Murcia por Ramón Luis Valcárcel.

Inauguración del I Mercado de Contratación de Turismo de Murcia por Ramón Luis Valcárcel.

En esta ocasión, invitado por la Región de Murcia con motivo del I Mercado de Contratación de Servicios turísticos de Murcia e inaugurado por el actual presidente de la Comunidad Murciana, Ramón Luis Valcárcel. Durante este evento tuvimos la oportunidad de hablar con numerosos propietarios de casas rurales de Murcia. Entre ellos lo hicimos con los alojamientos que os listamos a continuación:

Casa Rural el Olivo-The Olive Tree: una bonita casa rural estilo Bed & Breakfast situada en Cañada del Trigo, una pedanía de Jumilla, famosa por sus vinos D.O. Jumilla. Tiene seis habitaciones, todas tipo suite.

Albergue rural El Rellano: Un bonito albergue situado en Molina de Segura, ideal para grupos de hasta más de 50 personas, con habitaciones amplias. Perfecto para pasar unas vacaciones familiares o en grupos y practicar actividades al aire libre, deportes de aventura y ecoturismo.

Casas Rurales Luis: Casas Rurales Luis es un complejo rural formado por cinco casas rurales en Calar de la Santa, una pedanía de Moratalla. En total las casas tiene hasta 50 plazas por lo que se puede ir en pareja o en grupos grandes para celebraciones o reuniones.

Casas Rurales Finca Liarte: Un complejo rural formado por cuatro casas rurales con capacidad hasta 30 personas que se encuentra en Fuente Álamo de Murcia.

Casas Rurales Finca Las Monjas: Son un grupo de tres casas rurales (Casa Sor Luz, Casa Sor María y Casa Sor Milagros) con capacidad entre 5 y 7 personas cada una y situadas en Hinojares, una pedanía de Lorca.

Bodegas Silvano García: Ya en el año 2010 tuvimos la oportunidad de conocer sus vinos en la feria que se celebró en Jerez Vinoble 2010. Unos excelentes vinos de D.O. Jumilla, premiados internacionalmente. Si pasas por Jumilla podrás hacer una vista con catas o comprar algunos de sus excelentes vinos blancos dulces.

Una vez terminado el evento, di un paseo por el casco antiguo de la capital de la Región de Murcia.

Facultad de Filosofía y Letras y la fachada de la Iglesia de La Merced.

Facultad de Filosofía y Letras y la fachada de la Iglesia de La Merced.

La visita dió comienzo en el Paseo Menéndez Pelayo, frente a la fachada de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Murcia, de estilo neoclásico y datado de 1915. Junto a él se encuentra el antiguo Colegio de los Hermanos Maristas hasta 1926, cuando fue remodelado para convertirse en la Facultad de Derecho en 1935. En su interior aun se conserva un Claustro de la Orden Mercedaria y en el exterior, en la calle Santo Cristo, la Iglesia Conventual de la Merced, ambos del siglo XVI y restos del antiguo convento que allí se levantaron los mercedarios para redimir el cautiverio de los cristianos en tierras musulmanas. En el claustro, muy bien conservado, se puede ver entre cada arco, un escudo de la Orden Mercedaria. En cuanto a la Iglesia, una vez que Murcia fue conquistada por Alfonso X el Sabio en 1243, fue construida en el siglo XV. En el siglo XVI se construye el convento con el claustro, y posteriormente se remodela la fachada de la iglesia, ya en el siglo XVIII, quedando como actualmente se puede ver, con la conocida como “Virgen del Cuello Torcido“.

Claustro de los Mercedarios de la Facultad de Derecho de la Univarsidad de Murcia.

Claustro de los Mercedarios de la Facultad de Derecho de la universidad de Murcia.

Desde esta iglesia, y bajando por la calle de la Merced se llega hasta la Plaza de Santo Domingo, antigua plaza del Mercado, donde se alza majestuoso un ficus bicentenario, de unos 30 metros de altura, que alcanza las azoteas de los edificios de 9 plantas que lo rodean.

Ficuas de la Plaza de Santo Domingo y la fachada trasera de la iglesia que da a la plaza.Ficuas de la Plaza de Santo Domingo y la fachada trasera de la iglesia que da a la plaza.

Ficus de la Plaza de Santo Domingo y la fachada trasera de la iglesia que da a la plaza.

Al fondo de la plaza se pueden ver las fachadas trasera de la Iglesia de Santo Domingo y la del Palacio de los Almodovar unidos por el arco que da nombre a la calle que las separa. Pasando por la calle del arco de Sto. Domingo se llega a la fachada delantera de la iglesia y al Teatro de Romea, construido en honor al actor Julián Romea. Este edificio sufrió dos incendios, en 1877 y en 1899, siendo reconstruido el actual en 1900. En las actuaciones siempre se deja un asiento vacío, por la supuesta profecía de un Dominico que dijo que sufriría tres incendios, el último de ellos estando con el aforo completo.

Fachada del Teatro de Romea en Murcia.

Fachada del Teatro de Romea en Murcia.

Volviendo a la calle trapería, que sale del cruce de la plaza con la calle del arco, se puede ver ya, al fondo, la fachada de la Catedral de Murcia. Paseando por esta calle, muy comercial, se pasa por el Casino de Murcia, lugar de reunión de la burguesía de los siglos XIX y XX. En 1900, año en que se celebra en Murcia la Exposición Agrícola, Industrial y Minera, se adquiere el edificio que da acceso desde esta calle y que fue ornamentada su entrada, en estilo árabe, por Manuel Castaño.

Calle Trapería y el Casino de Murcia

Calle Trapería con la Catedral al fondo y la sala de entrada al Casino de Murcia.

Una vez caminada la calle Trapería hasta el final, pasando por todas las tiendas variadas, llegamos a la Catedral de Murcia. La misma puerta que se ve es la de la entrada a la Catedral, a la torre y al Museo Catedralicio. Girando en su contorno por la izquierda nos encontraremos la torre y el exterior de la Capilla de los Vélez, que sobresale por el exterior de la catedral, destacando la cadena esculpida que la rodea.

Torre de la Catedral de Murcia y Capilla de los Vélez

Torre de la Catedral de Murcia y fachada exterior de la Capilla de los Vélez.

La Construcción de la Catedral se inicia en 1394, mezclando el gótico y el Renacimiento. La Torre se termina en el siglo XIX, pudiéndose apreciar que cada piso es de diferente época, estilo y color de piedra. En cuanto a la fachada principal, a principios del siglo XVI se hace la fachada renacentista que duró 200 años hasta que amenaza con derrumbarse debido a varias riadas y terremotos. Se rehace en el siglo XVIII por su peligrosa inclinación, aprovechando sólo dos esculturas de la fachada original, de San José y de San Juan. Se inician estas obras en 1737 por Jaime Bort y fueron terminadas por su discípulo Pedro Fernández, que lo terminó en 1754. En la parte más alta de la fachada hubo una cruz que fue derribada en el siglo XIX por uno de los múltiples terremostos sufridos por la ciudad desde su construcción.

Fachada principal de la Catedral de Murcia, del siglo XVIII.

Fachada principal de la Catedral de Murcia, del siglo XVIII.

En la misma Plaza del Cardenal Belluga, en la que se encuentra la Catedral, podemos ver el Palacio Catedralicio y el edificio anexo al Ayuntamiento diseñado por el arquitecto Rafael Moneo.

Fachada del Palacio Episcopal junto a la Catedral de Murcia.

Fachada del Palacio Episcopal junto a la Catedral de Murcia.

Fachada del anexo al Ayuntamiento junto al Palacio Catedralicio.

Fachada del anexo al Ayuntamiento junto al Palacio Catedralicio.

Una vez terminada la visita, y volviendo sobre mis propios pasos para no perderme, no pude evitar la tentación de pararme en una pastelería y comprar unos Crespillos Dulces y otros Salados en una Pastelería en la misma Plaza de Santo Domingo.

Crespillos dulces y salados de la Pasteleria La Colegiata.

Crespillos dulces y salados de pastelería La Colegiata.


A %d blogueros les gusta esto: