Posts Tagged ‘SOTUR’

El Monasterio de Santa María de Carracedo, El Bierzo, León

8 mayo 2014

Este peculiar Museo y Monasterio, sito en el municipio de Carracedelo (León) y en plena comarca del Bierzo, es digno de ser visitado por su belleza, tanto la que debía albergar en su origen como la actual de sus ruinas, que le dan un toque nostálgico al pasear por sus pasillos y claustro destechados. En 1928 fue declarado monumento histórico-artístico nacional y está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

Fachada del monasterio de Santa María de Carracedo, hospedería y Museo

Fachada del monasterio de Santa María de Carracedo, hospedería y Museo.

Fachada del edificio principal del Monasterio y la iglesia parroquial

Fachada del edificio principal del Monasterio y la iglesia parroquial.

Al Museo no se accede por la puerta principal, sino por el denominado Tercer Patio, conjunto de ruinas de las que quedan en pie los muros del ala de novicios y un cubo-contrafuerte, construido en 1634 y cimentaciones de la antigua sala de monjes, reformada en el siglo XVIII.

Inscripción de la fecha de construcción en 1634

Inscripción de la fecha de construcción en 1634.

El Museo del Monacato Berciano se encuentra en el antiguo refectorio.

Entrada al museo del Monasterio de Santa María de Carracedo

Entrada al museo del Monasterio de Santa María de Carracedo.

La recepción del Museo ocupa las salas de invierno del abad, desde la que se sale al claustro reglar, en ruinas y bastante destruido, cuya construcción, con bóvedas de terceletes en ladrillo, se llevó a cabo a mediados del siglo XVI.

Iglesia parroquial desde las ruinas del claustro reglar

Iglesia parroquial desde las ruinas del claustro reglar.

En el centro del patio se levantaba una gran fuente, parte de la cual se encuentra actualmente en Villafranca del Bierzo, a la que llegaba agua desde el exterior por un sistema de tubos de sillería, algunos visibles y protegidos con rejillas, y desde la que se distribuía a la cocina.

Claustro reglar con el jardín donde se encontraba la fuente

Claustro reglar con el jardín central donde se encontraba la fuente.

En el centro se puede ver la entrada a la Sala Capitular, con sus arcos y ventanas laterales alargadas.

Entrada a la Sala Capitular desde el claustro reglar

Entrada a la Sala Capitular desde el claustro reglar.

El claustro reglar sufrió daños serios durante el terremoto de Lisboa de 1755, aunque una parte ha sido restaurada y se puede ver en una de las equinas del claustro.

Detalle de claustro reglar en ruinas visto desde la entrada de la Sala Capitular

Detalle de claustro reglar en ruinas visto desde la entrada de la Sala Capitular.

Esquina restaurada del claustro reglar del Monasterio de Santa María de Carracedo

Esquina restaurada del claustro reglar del Monasterio de Santa María de Carracedo.

A la derecha de la sala capitular hay otra entrada que lleva a una gran escalera que debió ser majestuosa, con los restos de los pasamanos. Fue construida en época más moderna y da acceso a tres salas del siglo XIII denominadas popularmente Palacio Real.

Escalera que lleva desde el claustro reglar hasta la Cocina de la Reina

Escalera que lleva desde el claustro reglar hasta la Cocina de la Reina.

La primera de estas tres estancias está iluminada por un gran óculo y con bóveda nervada rematada en una clave con figura en una mandorla, que parece ser la virgen rodeada de tetramorfos, fue en una época el archivo, aunque originalmente pudo ser el oratorio del abad. A la izquierda una antecámara con arcos apuntados, apoyados en ménsulas con grifos, y en el suelo una pilastra y capitel de la antigua configuración de esta estancia.

Vistas de los jardines desde una ventana de la fachada cerca de la Cocina de la Reina

Vistas de los jardines desde una ventana de la fachada cerca de la Cocina de la Reina.

Desde el Archivo se accede a la denominada Cocina de la Reina a través de una puerta con tímpano que representa a la virgen muerta, rodeada de los doce apóstoles, enmarcado por arquivolta con cinco ángeles músicos.

Puerta de acceso con el tímpano a la Cocina de la Reina del Monasterio de Santa María de Carracedo

Puerta de acceso con el tímpano a la Cocina de la Reina del Monasterio de Santa María de Carracedo.

Es una sala cuadrangular iluminada por ventanas y óculos de fina tracería, con cuatro columnas sobre altos plintos y arcos apuntados que soportaron una armadura de madera con bóveda central ochavada y decorada con escudos y dragones. Se completa con una gran chimenea y una salida a la huerta por una elegante arquería. Desde este mirador puede verse la entrada de agua al monasterio por un acueducto. El regusto nobiliar de esta sala, cuya factura parece más propia del siglo XIV, el hecho claro de que tiene dos fases en su construcción y la presencia de la chimenea, deja claro que no tenía la función original de dormitorio de los monjes, quedando claro su uso como sala de audiencia del abad o bien como estancia noble. En el siglo XVIII se destinó a la confección de pan.

Chimenea de la sala denominada Cocina de la Reina

Chimenea de la sala denominada Cocina de la Reina y una de las cuatro columnas.

 

Los orígenes del monasterio de Carracedo se remontan al año 990, cuando el rey Bernardo II dona una finca para acoger a los monjes que huían de las incursiones de Almanzor. Este primer monasterio, denominado de San Salvador, y del que no se conservan restos, fue restaurado en el año 1138 por la infanta Doña Sancha, hermana del rey Alfonso VII, cediéndolo al Abad Florencio y a los monjes del cercano cenobio de Santa Marina de Valverde, en Corullón. Así es como renace Carracedo, convirtiéndose en cabeza de una congregación con numerosas filiales en León, Galicia, Asturias y Zamora. Hacia 1203 esta congregación ingresará en la orden francesa del Císter, cambiando sus antiguos hábitos benedictinos por los blancos cistercienses y trocando su anterior nombre de San Salvador por el de Santa María de Carracedo.

Carracedo ya era a comienzos del siglo XIII un monasterio rico e influyente, pero con su transformación cisterciense incrementó su poder como consecuencia del apoyo real y las donaciones que este cambio despierta entre nobles y campesinos, así como por la explotación de las tierras circundantes. En este siglo se construye la iglesia parroquial y el claustro reglar.

En el siglo XIV, la orden del Cister entra en una profunda crisis espiritual y económica como consecuencia de la relajación de la vida monástica y de la cesión de bienes a los Señores a cambio de protección. Esta situación se soluciona con la reforma del Císter hispano y el nacimiento de la Congregación de Castilla, a la que Carracedo se adhiere en 1505, inaugurando una nueva etapa de esplendor monacal.

Esto lleva a la obtención de recursos que permiten la reconstrucción y ampliación con un nuevo claustro reglar, la sacristía, la cubierta del refectorio y una cerca monástica durante el siglo XVI. Durante los siglos XVII y XVII se construye el Claustro de la Hospedería en un edificio anexo, la torre campanario y el tercer patio. Finalmente se inicia en 1796 la construcción de la actual iglesia parroquial sobre los restos de la antigua.

Con la desamortización llega la exclaustración y la venta de las propiedades en 1835. El monasterio fue objeto de saqueo y destrucción salvándose únicamente la iglesia neoclásica, las alas del capítulo (por ser la vivienda del párroco) y el refectorio (por ser propiedad privada). Fue declarado Monumento Nacional en 1928 y en la década de los años sesenta del siglo pasado se inician las primeras restauraciones. Desde 1988 se ha realizado una restauración más ambiciosa promovido por sus actuales propietarios, la Diputación Provincial de León y el Obispado Astorgano, así como algunas excavaciones arqueológicas.

Más Información:

Información turística de La Comarca del Bierzo, León.

El Monasterio de Santa María de Carracedo en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_Santa_Mar%C3%ADa_de_Carracedo

Anuncios

Turismo religioso en Ávila, cuna de Santa Teresa de Jesús

6 octubre 2012

A pesar de que Ávila es una capital de provincia, tan sólo lo es a extramuros, ya que en el interior de sus murallas centenarias sigue manteniendo su encanto medieval. Así, el pasado 3 de octubre de 2012, visité el casco antiguo de Ávila, invitado a participar en el XXXVII Mercado de Contratación de Servicios Turísticos de Castilla y León, por la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes en Castilla y León, entidad en la que se ha integrado la antigua SOTUR.

Antes de empezar, fuimos a comer al  Restaurante Puerta del Alcázar, sito en calle San Segundo nº 38 de Ávila (teléfono 920211074 y fax 920211075), un bonito restaurante situado junto a la Catedral del Salvador de Ávila, del que doy buena cuenta en el artículo de nuestro Blog de Gastronomía y Restaurantes titulado “Comer en Ávila, Restaurante Puerta del Alcázar“. Una vez que estuvimos con el estómago lleno, fue el momento de comenzar la visita, que comenzamos por la catedral, que se encuentra apenas a 100 metros del restaurante.

Entrada a la Catedral de Ávila.

Entrada a la Catedral de Ávila.

Puerta de Entrada de la Catedral de Ávila.

Puerta de Entrada de la Catedral de Ávila.

La Catedral-Fortaleza está adosada a la muralla. Se inició su construcción en el siglo XI y tiene una parte en estilo románico tardío y finalizada en estilo gótico, en concreto el claustro. Las vidrieras que se pueden ver son actuales, del año 1950. En el interior hay capillas renacentistas del siglo XVI y destacan la capilla con una escultura de la Piedad de Juan Bautista Vázquez y la pila bautismal de alabastro del siglo XIV.

Pila bautismal de alabastro del interior de la Catedral de Ávila.

Pila bautismal de alabastro del interior de la Catedral de Ávila.

El Trascoro es del siglo XVI tallado en piedra caliza. En el se puede apreciar la virgen junto a un dedal y unas tijeras.

Trascoro tallado en piedra caliza de la Catedral de Ávila

Trascoro tallado en piedra caliza de la Catedral de Ávila.

La parte románica, que se distingue muy bien de la gótica, tiene un sólo ábside en lugar de tres, realizada por Fruchel en la transición al gótico y para poder construirlo con un sólo ábisde, hicieron pequeñas capillas que lo sujetan. En él se encuentra el sepulcro de Alonso Fernández de Madrigal, Obispo de Ávila conocido como “el tostado” y de pequeña estatura, obra de Vasco de la Zarza.

Vidrieras y piedra roja de la Catedral de Ávila.

Vidrieras y piedra roja de la Catedral de Ávila.

El altar mayor es del siglo XVI de Pedro Berruguete, las vidrieras son del siglo XV y también hay una talla de la Virgen la Mayor del siglo XVIII.

Altar mayor y vidrieras de la Catedral de Ávila.

Altar mayor y vidrieras de la Catedral de Ávila.

Ya en el Museo Catedralicio, que se reparte entre la sacristía y la antigua biblioteca, se pueden ver entre otros tesoros, la Custodia de Juan de Arfe hecha en plata, del año 1571, una Virgen románica del siglo XII y otra del siglo XIII, cuadros del El Greco, Garcibaño y Múgica. y varios sepulcros.

Maqueta de la Catedral de Ávila incrustada en la muralla.

Maqueta de la Catedral de Ávila incrustada en la muralla.

A continuación visitamos la Basílica de San Vicente, del siglo XII, Monumento Nacional desde 1882 y declarado BIC, que se encuentra muy cerca de la catedral pero a extramuros. La portada es románica, con mucha ornamentación floral y con una tribuna exterior sobre la puerta. Los Caballeros de las familias de los Palomeques y los Orejones eran los encargados de subirse a las torres para vigilar, que poseen sus respectivas capillas en su interior.

Portada de la Basílica de San Vicente de Ávila.

Portada de la Basílica de San Vicente de Ávila y la tribuna.

El edificio es de la transición del románico al gótico, con arcos de medio punto románicos en las naves y vidrieras, pero la nave es muy alta, de estilo gótico y con mucha luz natural. Hay tres ábsides, con un retablo barroco central del siglo XVII. Hay piedra roja en los ábsides a imitación de la que hay en la catedral, que es natural.

Altar mayor y ábsides de la Basílica de San Vicente de Ávila.

Altar mayor y ábsides de la Basílica de San Vicente de Ávila.

El Cenotafio de San Vicente es del siglo XII, en piedra policromada. En el se representa la vida, martirio y muerte de San Vicente y sus hermanas (Sabina y Cristeta) a manos de los romanos, por no renunciar a su fe. Dejaron sus cuerpos sobre una roca, que es sobre la que ahora se levanta la Basílica. El cimborrio o linterna es la torre y se encuentra sobre el ábside central.

Cenotafio de la Basílica de San Vicente en Ávila.

Cenotafio en piedra policromada de la Basílica de San Vicente en Ávila.

Una vez terminada esta visita, nos dirigimos a la Casa de los Carniceros, lugar de la Oficina de Turismo de Ávila y por donde se accede a la parte que actualmente es visitable de la Muralla de Ávila, de 2,5 kilómetros de perímetro y con 88 torres y 2500 almenas. En Julio y Agosto se realizan visitas teatralizadas, muy atractivas especialmente para los más pequeños. En su interior, ademas, se realizan exposiciones temporales.

Casa de los Carniceros y la parte trasera de la Catedral adosada a la muralla.

Casa de los Carniceros y la parte trasera de la Catedral adosada a la muralla.

Las vistas que de Ávila se obtienen desde lo alto de la muralla son únicas. A lo lejos se puede divisar la Antigua Escuela de Huérfanos Ferroviarios, que actualmente forma parte de la Universidad de Ávila, o el Convento de la Encarnación de las Carmelitas Descalzas. Hacia el interior de la muralla, la Catedral-Fortaleza, fusionada con la muralla, sus torres y ornamentaciones desde cerca. También podrás ver desde otra perspectiva la Basílica de San Vicente con  La Puerta de la Catedral, de los Leales o del Peso de la Harina, abierta en el siglo XVI, proyectándose al atardecer sobre su fachada.

Basílica de San Vicente de Ávila desde la Muralla.

Basílica de San Vicente de Ávila vista desde la Muralla con la sombra de la Puerta de la Catedral proyectándose sobre su fachada.

Según paseas por entre las almenas, vas asomándote en los torreones y viendo todos los edificios antiguos. Este paseo termina en la Puerta Arco del Carmen o de la cárcel, que se abre entre dos torreones de sección cuadrada y fue restaurado en los siglos XIV y XVI. Esta es una de las 9 puertas o entradas que posee esta magnífica muralla.

Puerta El Arco del Carmen o de la cárcel, muy cerca del Parador.

Puerta El Arco del Carmen o de la cárcel, muy cerca del Parador.

A continuación, y antes de que se nos fuera la luz, continuamos paseando hasta la Plaza del Ayuntamiento, donde se encuentra la Casa Consistorial y en el extremo opuesto, la Parroquia de San Juan Bautista, lugar donde fue bautizada Santa Teresa de Jesús.

Plaza del Ayuntamiento de Ávila.

Plaza del Ayuntamiento de Ávila.

De ahí, y ya para terminar, sólo unos pocos del grupo, y los más interesados, nos dirigimos a la Iglesia de Santa Teresa, o “La Santa“, como la llaman popularmente. Esta iglesia fue erigida sobre la casa en la que nació Santa Teresa. De hecho, desde el interior, se puede alcanzar a ver el huerto de la casa con una estatua de la santa cuando era niña, y la capilla, supuestamente construida en el lugar en el que se hallaba su habitación.

Altar mayor de la iglesia de Santa Teresa.

Altar mayor de la iglesia de Santa Teresa.

Capilla de La Santa.

Capilla de “La Santa”.

En el exterior de la Iglesia hay un pequeño museo con reliquias de Santa Teresa y una pequeña tienda donde ademas de los típicos recuerdos, se pueden comprar medallas de oro y plata de diferentes tamaños. Entre éste museo-relicario y la Iglesia, está el Albergue.

Exterior de la Iglesia de Santa Teresa y el Albergue.

Exterior de la Iglesia de Santa Teresa y el Albergue.

Una vez finalizada la visita, con el sol muy bajo y el cielo rojo de otoño, provocado por estar Ávila a más de mil metros de altitud y sin montañas cercanas que oculten el ocaso. Nos dirigimos a nuestros lugares de descanso, en el Hotel Palacio de los Velada y en el Hotel Palacio de Valderrábanos, ambos junto a la plaza donde se erige la Catedral.

Una vez repuestos, una hora después, nos dirigimos a cenar al Restaurante La Bruja, en Paseo del Rastro 1, Teléfono +34 920 352 496, junto a la muralla. Sobre los platos que nos sirvieron, puedes ver una opinión del Restaurante La Bruja en nuestro blog de Gastronomía y Restaurantes.

Al día siguiente se celebro el encuentro. Este evento se celebró el 4 de octubre en el Centro de Congresos y Exposiciones LIENZO NORTE de Ávila, un moderno y muy bien dotado centro de congresos.

XXXVII Mercado de Contratación de productos turísticos de Castilla y León en Ávila

XXXVII Mercado de Contratación de productos turísticos de Castilla y León en Ávila.

Una vez finalizado, y antes de volver de regreso a Madrid, fuimos a comer al Restaurante Parador Raimundo de Borgoña, en la calle Marqués Canales de Chozas,
2, Teléfono: +34 920211340, en el que nos sirvieron un excelente cochinillo, morcilla o queso del Valle del Tietar, entre otros platos, pero que podréis leer en detalle en nuestro blog de gastronomía y restaurantes en el que damos nuestra opinión del Restaurante Parador Raimundo de Borgoña.

Gastronomía en tierras de Soria, Burgos y Segovia

31 agosto 2012

En esta ocasión, con motivo del XXXV Mercado de Contratación de Productos de Turismo Rural, organizado por SOTUR, de la Junta de Comunidades de Castilla y León, he tenido la oportunidad de visitar y degustar las tierras y la gastronomía de Soria, Burgos y Segovia. Nuestro viaje por estas tierras comenzó el pasado 26 de abril, cuando de camino a El Burgo de Osma, paramos en Aranda de Duero (Burgos) a comer. La parada la hicimos en el Restaurante el Lagar de Isilla (Teléfono 947 51 06 83 C/Isilla 18, Aranda de Duero) y nos sirvieron un estupendo cordero asado, aunque los detalles los podéis leer en el postComer en Aranda de Duero” de nuestro blog de Gastronomía Rural.

Una vez terminada la comida, hicimos una visita al Centro de Interpretación de la Arquitectura Asociada al Vino de Aranda de Duero (CIAVIN) (Plaza Mayor, 13 09400 Aranda de Duero (Burgos), Teléfono +34 947 510 476) que podéis leer en mas detalle en el enlace anterior. Una vez terminada la visita a CIAVIN, salimos para nuestro destino final en El Burgo de Osma. Una vez allí nos alojaron en el Hotel II Virrey (C/ Mayor 2, 42300 El Burgo de Osma), un lujoso hotel de 4 estrellas con una decoración clásica. Después de acomodarnos en nuestro aposentos y un breve periodo de descanso fuimos convocados para la cena en el Mesón Marcelino (Tel.: 975 341 249 C/ Mayor 71, 42300 El Burgo de Osma-Ciudad de Osma) de la cual podréis obtener más información y opinión en el postComer en el burgo de Osma” de nuestro blog de Gastronomía.

Al día siguiente, el 27 de abril acudimos a la celebración del XXXV Mercado de Contratación de Productos de Turismo Rural, que se organizó en el Centro Cultural San Agustín que se encuentra en el Antiguo Hospital de San Agustín, en la Plaza Mayor de El Burgo de Osma. Allí nos dío la bienvenida la nueva Directora de SOTUR dando paso al inicio del evento.

Acto de Bienenida al XXXV Mercado de Contratación de Turismo Rural por parte de la Directora de SOTUR.

Acto de Bienenida por parte de Cristina Mateo Rebollo, Directora de SOTUR, al XXXV Mercado de Contratación de Turismo Rural.

Durante este evento ofrecimos a los propietarios que se acercaron a hablar a la mesa de www.turismorural.com, unos descuentos en su cuota anual del 50%, algunos de los cuales fueron anunciados en el postUltimas incorporaciones de Casas Rurales a turismorural.com” publicado en el mes de mayo, aunque con posterioridad se incorporaron algunos más.

Antiguo Hospital de San Agustín

Antiguo Hospital de San Agustín lugar de celebración del XXXV Mercado de Contratación de Turismo Rural.

Una vez finalizado el evento fuimos conducidos hasta el Hotel Termal Burgo de Osma, donde se celebró una comida con todos los asistentes al evento y que describo en el postComer en El Burgo de Osma (segunda parte)” publicado en nuestro Blog de Gastronomía. Al finalizar la comida algunos de los asistentes, participamos en una pequeña visita turística a casco histórico de El Burgo de Osma. Donde pudimos apreciar y conocer desde el exterior los monumentos y edificios más importantes de esta pequeña ciudad.

Catedral del El Burgo de Osma

Catedral del El Burgo de Osma vista desde el puente desde fuera de las murallas.

Ya por la noche, nos llevaron a cenar al Restaurante Casa Vallecas, en Berlanga de Duero, en la que nos sirvieron un menú degustación que intenta reinventar los platos de la cocina castellana aplicando las nuevas técnicas de cocina, ocupando la micología y la caza un lugar preferente en la carta. Todos los detalles sobre los platos podéis leerlos en el post de nuestro Blog de Gastronomía y Restaurantes titulado “Comer en Berlanga de Duero, Soria“.

Monumento Natural de la Fuentona en Muriel de la Fuente Soria

Monumento Natural de la Fuentona, en Muriel de la Fuente, Soria.

El sábado 28 de abril, por la mañana, nos dirigimos a visitar el Monumento Natural de La Fuentona, perteneciente al municipio de Muriel de la Fuente (Soria). Este paraje, es uno de los seis monumentos naturales existentes en la Comunidad de Castilla y León. Se trata de un pequeño valle de roca caliza con formas caprichosas, geología que favorece la aparición de manantiales, siendo en concreto La Fuentona, el más espectacular por vistoso y grande, y que constituye el nacimiento del río Abión. Se encuentra rodeado por un sabinar (Juniperus thurifera)de gran importancia ecológica y acompañada de pinos y otra vegetación. Es muy importante como zona de avistamiento de aves (birdwatching), especialmente por las rapaces que viven en sus alrededores.

Castillo de Calatañazor

Castillo de Calatañazor, en Soria.

Posteriormente, y gracias a que el buen tiempo nos acompañó, entre nubes negras que amenazaban lluvia, nos acercamos a visitar Calatañazor, pueblo famoso por la Batalla de Calatañazor en la que, según dice la leyenda, fue vencido y herido de muerte Almanzor (Al-Mansur), General de los ejércitos del califa de Córdoba, en el año 1002, muriendo días después en Medinaceli, dando origen a una leyenda. En pie se mantienen los restos del Castillo y la Torre del Homenaje.

Ermita de San Bartolomé en el Cañón del río Lobos.

Ermita de San Bartolomé (Templaria) en el Cañón del Río Lobos, Ucero.

Una vez finalizada la visita nos trasladamos en autobús hasta el Parque Natural del Cañón del Río Lobos en Ucero, donde caminamos hasta llegar a la Ermita de San Bartolomé, de estilo románico y ligeramente gótico, relacionada con la Orden del Temple (Templarios), mientras paseábamos entre sabinas, pinos, chopos y sauces usados por los petirrojos (Erithacus rubecula) para observarnos, como siempre, curiosos, y desde el aire vigilados por numerosas aves rapaces, mayormente buitres y quebrantahuesos.

Cañon del rio lobos petirrojo

Petirrojo (Erithacus rubecula) posado en un sauce junto a la Ermita de San Bartolomé, en el Cañon del Río Lobos, Soria.

Una vez de regreso a la entrada del Parque Natural del Cañón del Río Lobos, continuamos camino en dirección a Navaleno, por la angosta carretera que sube la ladera del cañón hasta el mirador que permite ver la grandeza de este paraje.

Entrada al Parque Natrural del Cañón del Río Lobos.

Entrada al Parque Natural del Cañón del Río Lobos.

Una vez en Navaleno, fuimos al Restaurante Micológico La Lobita (Avda. La Constitución 4 42149 Navaleno, teléfono: 975 374 028), donde nos esperaban sus dueños para ofrecernos una ámplia degustación de platos elaborados sobre la base gastronómica de las setas, presentándonos de forma excelente, unas recetas cuidadas y novedosas. Todo ello lo describo con gran detalle en el post de nuestro blog de gastronomía rural y restaurantes, en el que doy mi opinión sobre el restaurante La Lobita de Navaleno.

Por la tarde fuimos a visitar Berlanga de Duero, donde visitamos la Colegiata de Nuestra Señora del Mercado, edificio declarado Bien de Interés Cultural (BIC), construida en los años 1526 a 1530 a expensas de los Duques de Frías, un ejemplo de transición entre el gótico y el renacimiento. En su interior hay numerosos retablos, destacando el altar mayor del siglo XVIII de estilo barroco y construido en madera sin policromar. Posee grandes columnas Salomónicas, y destaca también el altar de la capilla de Santa Ana con pintura de influencia flamenca del siglo XV, entre otros muchas obras de arte contenidas en la colegiata.

Altar mayor de la Colegiata de Nuestra Señora del Mercado de Berlanga de Duero (Soria).

Altar mayor de la Colegiata de Nuestra Señora del Mercado de Berlanga de Duero (Soria).

Otro monumento digno de mención es el Palacio de los Marqueses de Berlanga (Palacio de Villa y Tierra), declarado monumento BIC en 1980, y que actualmente se utiliza como sala de exposiciones temporales, entre otras funciones.

Palacio de los Marqueses de Berlanga, en Berlanga de Duero, Soria.

Palacio de los Marqueses de Berlanga, en Berlanga de Duero, Soria.

Ya por la noche, de vuelta a El Burgo de Osma, fuimos a cenar al Restaurante Virrey Palafox, con un sorprendente menu-concierto, en el que se amenizaba cada plato con una canción tradicional intrepretado por el trío Interpre-Tres. De todo ello doy cuenta detallada en el post del Blog de Gastronomía Rural y Restaurantes sobre Cenar en El Burgo de Osma (tercera parte).

El sábado 28 de abril, partimos temprano definitivamente en dirección a Segovia. De camino, a parte de poder contemplar como nos nevaba copiosamente desde el autobús, en fechas tan tardías como estas, hicimos una parada en la histórica Villa de Ayllón, ya dentro de la provincia de Segovia. Una vez allí, asistimos, a pesar de la lluvia que por desgracia lo deslució, a una visita teatralizada que tuvo que realizarse íntegramente al amparo de la Iglesia de San Miguel, que se encuentra en la plaza mayor del pueblo. De todo ello y mucho más podréis encontrar información en la ficha sobre la villa de Ayllón en TurismoRural.com (pinchando en el enlace http://www.turismorural.com/Ficha_Inf_Turistica.aspx?ID=11442).

Visita teatralizada en la Iglesia de San Miguel de Ayllón.

Visita teatralizada en la Iglesia de San Miguel de Ayllón.

Una vez finalizada la visita teatralizada nos dirigimos hacia Pedraza, donde nos esperaba la especialidad segoviana, el cochinillo asado. La comida se realizó en el Restaurante El Soportal, localizado en la plaza mayor del pueblo. Los detalles de esta comida lo podrás ver en el post titulado  Comer en pedraza de nuestro blog de Gastronomía rural y restaurantes. Posteriormente realizamos una visita por el pueblo donde nos dieron pequeños apuntes históricos y detalles de los monumentos. También realizamos visitas a los principales hoteles de la ciudad como la Hospedería de Santo Domingo, el Hotel de la Villa o el Hotel Restaurante Don Mariano, un bonito hotel de 18 habitaciones con habitaciones con vistas preciosas.

Habitaciones del Hotel Restaurante Don Mariano en Pedraza.

Habitaciones del Hotel Restaurante Don Mariano en Pedraza.

Una vez terminada la visita nos dirigimos de nuevo a nuestro destino final que era Segovia. Allí nos alojamos en el Hotel Cándido, un lujoso hotel de cuatro estrellas situado en las afueras de Segovia, pero a la vez muy cerca de su emblemático monumento, El Acueducto de Segovia. Después una breve visita turística donde pudimos ver, además del Acueducto Romano, la Casa de los Picos, la Catedral de Segovia, o el Alcázar de Segovia, espectacular monumento en el que dicen que Disney se inspiró para las presentaciones de sus películas.

Alcazar de Segovia

Alcazar de Segovia.

Por la noche y ya para finalizar este fantástico viaje gastronómico y cultural, fuimos a cenar al Restaurante La Huerta de San Lorenzo, especializado en comidas vegetarianas y productos orgánicos mayormente procedentes de su propia huerta. Los detalles de esté restaurante podéis verlo en el artículo gastronómico titulado Comer en Segovia comida ecológica de la huerta.

Catedral de Segovia

Catedral de Segovia.

Próximamente os presentaré nuevos viajes de turismo rural, gastronomía y enoturismo, con más y mejores recomendaciones.

De Medina del Campo a Medina de Rioseco, la ruta de Las Edades del Hombre 2011

30 diciembre 2011

Los pasados días 15 al 19 de Junio de 2011, con motivo. de la XXXII Mercado de Contratación de Turismo Rural de Castilla y León, fui invitado a visitar la Exposición Las Edades del Hombre 2011 que se realiza en las localidades de Medina del Campo y Medina de Rioseco (Valladolid).

En Medina del Campo, después de comer en el Hotel Las Ferias (Carretera de Madrid km. 157 Medina del Campo, Tel. 983802700) donde nos sirvieron con vino Val de los Frailes Tempranillo 2008 (D.O. Cigales), de primero jamón emplatado (un jamón exquisito), de segundo pimientos rellenos de Bacalao (muy ricos) y de tercero Tostón (cochinillo lechal), terminando con un postre de helado de crema y nata con almendras y helado de turrón. Todo esto antes de llevarnos a la exposición de Las edades del Hombre 2011 en la Iglesia de Santiago el Real de Medina del Campo. Esta es la parte dedicada a la Pasión de Cristo, que se complementa con la exposición de la Iglesia de Santiago de Los Caballeros de Medina de Rioseco dedicada a las obras desde la última cena a la crucifixión.

En estas dos exposiciones temáticas se presentan obras recolectadas de los fondos de la eclesiásticos de los monasterios e iglesias. En concreto, en la Iglesia de Santiago el Real de Medina del Campo, se podían ver entre muchas otras:

Cristo del Perdón: de Luis Salvador Carmona, de 1756. Procede del Monasterio de los Sagrados Corazones de Jesús y María, en Nava del Rey (Valladolid).

Ecce Homo: 3 obras del siglo XVI de Alejo de Valdivia, Juan de Juni y Alonso Berruguete.

Matraca de la Torre de la Colegiata de San Antolín: de los siglos XVIII-XIX, construido en madera y hierro forjado, de Medina del Campo.

El Lagar Místico: Cristo el lagarero pisando uva y chorreando sangre bajo el peso de la cruz (Fuente de vida). Anónimo del siglo XVII.

Una vez terminada la visita nos dirigimos hasta Puebla de Sanabria, donde nos acomodaron en la Posada Real Las Misas, un alojamiento rural emplazado en un lugar inmejorable, junto al castillo y con unas vistas inmejorables, eso si, siempre y cuando no os den ninguna de las habitaciones de la planta baja (habitaciones 101 a 105) donde las vistas son nulas, las habitaciones muy oscuras, y en concreto en la habitación que me dieron, el baño con el suelo destrozado por la humedad de la bañera que chorreaba agua cada vez que la usabas (y soy muy limpio) y el wifi con el ordenador pegado a la puerta para conseguir señal.

Por la noche nos llevaron a cenar al restaurante de la Posada Real La Pascasia, regado con vino tinto del 2010 Colegiata tinta de Toro, de Bodegas Fariña, Denominación de Origen Toro, 100% variedad tinta de Toro. Elaboración: Maceración durante 7 días. Fermentación a 25ºC en depósitos de acero inoxidable. Cata: Color rojo picota. En nariz aparecen aromas de frutas rojas maduras. En boca es carnoso y suave, con muy buena estructura sin ser demasiado tanico. Es amplio y redondo. Consumo óptimo: 1 – 3 años. gastronomía: Carnes rojas, pasta, tapas, quesos. Temperatura de servicio: 13 – 17ºC Graduación: 13,5%

Museo de gigantes y cabezudos de Puebla de Sanabria

Museo de gigantes y cabezudos de Puebla de Sanabria.

Al día siguiente nos llevaron a ver el Museo de Gigantes y Cabezudos de Puebla de Sanabria, ubicado en el Salón de los Obreros, sede de la Asociación Católica Obrera. Se trata de un edificio integrado en el casco histórico de la Villa, una tradición desde que en 1848, el 7 y 8 de septiembre hay constancia de que se llevaron para acompañar en procesión a la Virgen de las Victorias. Posteriormente visitamos el Castillo de Puebla de Sanabria (Castillo de los Conde de Benavente) que se alza a 55 metros sobre el río Tera y 18 metros sobre el patio de armas. Fue edificado en la segunda mitad del siglo XV, bajo el mandato del IV Conde de Benavente, D. Rodrigo Alonso Pimentel, cuyos blasones y los de su esposa aparecen en la puerta principal. Es de planta regular y en el centro se encuentra la Torre del Homenaje, denominada popularmente El Macho, constituida por varias plantas, protegida por un puente voladizo, desde donde se puede disfrutar del paisaje que se domina desde allí. El Macho se encuentra rodeado por un recinto amurallado, protegido por cubos semicilíndricos distribuidos desigualmente. En el flanco oriental, que mira al Valle del Tera, se abren numerosas ventanas y un gran balcón. En la parte Norte del recinto amurallado se encuentra el Centro de Visitantes en la “Casa del Gobernador”.

Posteriormente nos llevaron a visitar el Centro de Interpretación de las Setas (Centro Micológico) en Ungilde. Este centro forma parte del desarrollo del turismo en el eje Puebla-Lago de Sanabria que incluye el Centro temático del Lobo que está en construcción, el micoturismo con este centro de Interpretación de las setas, el Patrimonio Etnográfico y el Uso del Agua (molino Peña de la Cascada). En cuanto al contenido del Centro Micológico es una exposición interactiva donde se presentarán los diferentes ecosistemas con sus especies de setas con recreación de los hábitats y las asociaciones entre plantas y setas. Se impartirán clases de educación ambiental e incluso dispondrá de un laboratorio para estudios científicos. A nivel gastronómico se pueden impartir cursos de cocina incluso interactivos, en directo a través de Internet.

El Centro Temático del Lobo, que en estos momentos está en construcción, dispondrá de un espacio de 20 hectáreas con varios recintos con lobos en cautividad (o semi-libertad) y el edificio del Centro de Interpretación del Lobo, que tendrá la forma de una trampa lobera. Su apertura está prevista para verano de 2012 (si los recortes de la crisis no lo impiden). La idea es dar a conocer la etnografía relacionada con el lobo, las costumbres locales por el fenómeno del lobo, su biología y la micología también. Pretende ser el centro neurálgico del Turismo de Lobos de toda la zona, especialmente Zamora, donde se estima que hay unos 80 lobos en 67.000 hectáreas. Se espera que se superen los 100.000 visitantes en el primer año de su funcionamiento (el lago de Sanabria tiene actualmente 700.000 visitantes al año).

Cascada del sotillo

Cascada del Sotillo, en Zamora.

Al día siguiente, el 17 de junio, realizamos la ruta de la Cascada del Sotillo. Un sedero de dificultad media-baja que culmina con unas vistas espectaculares al valle desde una impresionante cascada.

Posteriormente, después de una comida campestre, realizamos una visita a la nueva casa del parque del lago de Sanabria y sus alrededores. El parque se creó en 1978 y tiene 22.300 hectáreas, de las cuales 318 pertenecen a la lámina de agua del lago de Sanabria, que tiene 3 kilómetros de largo, 1,5 de ancho y unos 53 metrosde profundo. En el centro nos mostraron los diferentes ecosistemas que componen este Parque Natural:

– Ecosistema de bosque. Este tiene más de 70 años.

– Ecosistema de ribera. Formado principalmente por el lago, en el que destacan la nutria y la trucha como especies indicadoras de la buena calidad del estado del ecosistema.

– Ecosistema de alta montaña. Formado principalmente por matorral, aves rapaces y un endemismo, la Drosera rotundifolia, una planta carnívora. En este ecosistema hay también 20 pequeñas lagunas también de origen glaciar, donde pasta el ganado de los alrededores durante el verano. Aquí se conserva la trashumancia, gracias a los Churreros de Aliste, de la comarca del Norte.

El Parque de Sanabria está formado principalmente por granitos y gneis, que son de las rocas más duras que se pueden encontrar habitualmente. En cuanto a la Etnografía, lo más destacado es el Alemán Fritz Krüger, que escribió su libro “La cultura popular en Sanabria“, basada en sus viajes por esta zona realizados en los años 1921 y 1922.

Por la tarde nos llevaron a dar un paseo por el Lago de Sanabria, el primero que realizaba al público, con el Catamarán Eólico-Solar, único en el mundo por ser totalmente ecológico y movido por energías renovables al 100%, en un paseo que tiene una duración de 1 hora, un precio aproximado de 16 € por persona y que será posible alquilarlo en exclusividad. Funciona con 20 paneles solares, de silicio verde y semitransparentes que se fabrican en Zamora, y 4 aerogeneradores que no producen ni el más mínimo ruido. Funciona tanto en verano como en invierno, alargando así la temporada turística del lago de Sanabria y de sus alrededores.

Catamarán eolico-solar del Lago de Sanabria.

Catamarán ecológico eolico-solar del Lago de Sanabria.

Posteriormente visitamos el Monasterio de San Martín, en San Martín de Castañeda, que era el antiguo Centro de Interpretación del Parque Natural, y que ya tuve la oportunidad de visitar en el año 1994, con una exposición muy básica, típica de aquellas épocas.

Al día siguiente, el 18 de Junio, completamos la visita de la exposición Las Edades del Hombre 2011, con las diferentes exposiciones en edificios emblemáticos de Medina de Rioseco, aunque la principal se desarrolla en la Iglesia de Santiago Apóstol. En ella se exponen las obras relacionadas cronológicamente desde la última cena hasta la crucifixión, entre otras:

Oración en el huerto: Obra de Francisco Giralte, del siglo XVI.

Prendimiento o Beso de Judas: Obra del círculo de Juan de Borgoña, del siglo XVI.

Pilatos mostrando a Cristo al pueblo judío: Obra de Andrea Vaccaro, del siglo XVII.

Cristo atado a la columna: Escultura de S. Durete, estilo manierista, del siglo XVII.

Camino del calvario: Pintura anónima del 1635-1700, procedente del convento de San Esteban de Salamanca.

Cristo crucificado aun vivo: Escultura de Juan de Juni de hacia 1570.

– En la sacristía hay hasta 30 obras de la piedad, entre las cuales una gótica en piedra y el resto en madera policromada.

Descenso al Limbo: Escultura en nogal no policromada de Fray Rodrigo de Holanda de hacia 1530.

En la Iglesia de Santa María de Mediavilla, originalmente construida a finales del siglo XV, aunque fue reconstruida en 1700 al venirse abajo parcialmente. En su interior destaca la Capilla de los Benavente, conocida como la Capilla sixtina de Castilla, con la yesería de los hermanos Corral y el altar principal obra de Juan de Juni. En un lateral se pueden encontrar tres sepulcros y en el centro hay una cripta con las tumbas de los más importantes de la familia. Durante la ocupanión de las tropas de Napoleón fue usada como cocina de campaña (14 de julio de 1808).

En la misma plaza donde se encuentra la Iglesia de Santa María, está la Capilla de los Pasos Grandes, del siglo XVII, donde se guardan los pasos de las procesiones de Semana Santa. Algunos de estos pasos alcanzan los 1500 kg. de peso y son llevados por 20 personas. Algunos de estos pasos están expuestos en la Iglesia de Santa Cruz donde se ha instalado el Museo de la Semana Santa.

Medina de Rioseco tenía 8 puertas en el siglo XIII de las que actualmente se conservan 3, una de ellas es la Puerta de Zamora, reconstruida en el siglo XVI y de planta cuadrada, que contiene la Capilla de la Virgen de las Nieves. Las otras dos son la Puerta de Ajújar, la más antigua que se conserva de la muralla original y que fue construida en el siglo XIII, y la Puerta de San Sebastián, del siglo XVI.

Ruta Raíces de Castilla, Poza de la Sal, Oña y Frías

28 mayo 2011

Durante los pasados días 14 al 16 de abril de 2011 participé en el Viaje de Familiarización Cultura, Castillos, Vino y Gastronomía dentro del XXXII Mercado de Contratación de Servicios Turísticos Generales de Castilla y León, organizado por SOTUR. Durante éste evento, además de participar en el Mercado de Contratación, que este año se realizó en las salas multifuncionales del recién inaugurado Museo de la Evolución Humana (MEH, Paseo Sierra de Atapuerca, s/n 09002 – Burgos tel. +34 902 024 246), nos hicieron a todos los participantes una visita guiada por el mismo para descubrirnos los secretos de nuestro pasado evolutivo. Posteriormente, el sábado 16 nos enseñaron Yacimiento de la Sierra de Atapuerca y al Parque Arqueológico de Atapuerca.

El viernes 15 realizamos la Ruta Raíces de Castilla, que recorre la pequeña ciudad de Frías, la Villa Condal de Oña y la Villa Salinera de Poza de la Sal, enclavadas entre las Comarcas Burgalesas de La Bureba y Las Merindades. Fueron todas ellas núcleos de gran importancia militar, económica y religiosa en los orígenes de la primitiva Castilla. Castillos, murallas, iglesias, monasterios, calzadas y salinas conforman parte del legado medieval.

Busto a Felix Rodriguez de la Fuente

Busto a Felix Rodriguez de la Fuente en Poza de la Sal.

Iniciamos la Ruta Raíces de Castilla por Poza de la Sal, lugar de nacimiento del insigne Félix Rodríguez de la Fuente, que está coronada por su Castillo y enclavada sobre un diapiro salino. Ha sido de gran importancia desde la época romana por sus yacimientos de sal y hasta el siglo XVIII en que dejó de ser explotado de forma intensiva. Su casco urbano fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982. Se le denomina El Balcón de la Bureba por las vistas a esta comarca desde su plaza. Fue señorío en el siglo XIII y marquesado en el XVI. La muralla que rodea la población tiene tres puertas. El municipio tiene censados 378 habitantes incluyendo a sus dos pedanías y celebran sus fiestas el domingo más próximo a San Blas (3 de febrero). Otro monumento de interés que visitamos fue la Iglesia de San Cosme y San Damián cuya construcción se inició en el siglo XIII sobre otro edificio anterior y que se concluyó en 1655. Finalmente visitamos el Centro de Interpretación de la Sal, un centro etnográfico sobre todas las costumbres y tradiciones que ha rodeado a Poza de la Sal y la explotación de este recurso.

Nuestra segunda parada fue la Villa Condal de Oña, de origen e importancia eminentemente religioso, creada entorno al Monasterio de San Salvador (actualmente residencia psiquiátrica). El recinto del Monasterio de San Salvador esta cerrado por un muro que tiene una extensión de 4 kilómetros, en cuyo interior cultivaban cereales, hortalizas y frutas, además tiene un edifico de la antigua vaquería y estanques donde criaban truchas y anguilas (y actualmente se sigue haciendo con las truchas). A este sistema de manantiales en baldosa y estanques de los monjes lo denominaban la Ría de Oña. Este recinto, además era el área recreativa de los monjes, con una senda interior de 2 kilómetros, pasando por tres ermitas en su trayecto y el eremitorio de San José. Desde los jardines de Vistalegre veían lo monjes todo su complejo y los alrededores.

Estanques del Monasterio de San Salvador de Oña

Estanques de los jardines del Monasterio de San Salvador de Oña.

Oña se encuentra dentro del Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil, con un clima templado, transición mediterráneo y atlántico donde se mezclan los bosques de cada tipo de clima, un relieve muy peculiar de pliegues, y su particular flora y fauna, en especial las aves rupícolas y acuáticas, lo que ha llevado su declaración ZEPA en el año 2000.

Claustro del Monasterio de San Salvador de Oña

Claustro del Monasterio de San Salvador de Oña.

En el aspecto cultural, en Oña se celebrará en 2012 la exposición de Las Edades del Hombre, ya que el Monasterio de San Salvador cumplirá 1000 años (del siglo XI), al cual ya lo están preparando para este evento, motivo por el cual nos encontramos en su interior obras y andamios para su adecuación y restauración en la Parroquia de San Salvador, edificio anexo al Monasterio. Entre las obras artísticas y religiosas que contiene destacan los restos de la mortaja del Conde Don Sancho García, muerto en 1017 y que se estima fue confeccionada entre los años 929 y 939., los Panteones Coral y Real con ocho sarcófagos de reyes, condes e  infantes, entre los que se encuentran el Rey Sancho II de Castilla, tallados sobre maderas de nogal y boj, y una imagen de San Vítores, uno de los cuatro patrones del municipio, del que se dice que siguió predicando después de haberle decapitado y que de cada gota de sangre derramada creció un árbol de morera. Este edificio actualmente está considerado el tercer monumento más importante de la provincia después de la Catedral de Burgos y el Monasterio de Santa María La Real de las Huelgas en Burgos.

Una vez terminada la visita y bien aprovisionado de morcillas de burgos, pancetas y quesos que nos vendieron en un mercadillo situado frente al Monasterio y en una charcutería de esa misma esquina, nos llevaron a comer a Herrán, en el municipio de Valle de Tobalina, al Restaurante del Centro de Turismo Rural Torre Arcena, un buen restaurante enclavado en una pequeña pero bonita localidad.

Calles de Herán en el Municipio de Valle de Tobalina

Calles de Herán en el Municipio de Valle de Tobalina.

Ya por la tarde, una vez bien comidos, nos dirigimos al punto final de esta Ruta Raíces de Castilla, la pequeña Ciudad de Frías. Su nombre procede de los frigios (frigius) que llegaron como visigodos. Es la Ciudad más pequeña de España, cuyo título fue otorgado en 1435, por el Rey Juan II. Durante toda la Edad Media tuvo una gran importancia, política y económica, ya que su puente sobre el río Ebro es el único en 150 kilómetros y unía todo el Cantábrico con Castilla, además pasar por él tenía un tributo, el Pontazgo. La Comarca de Las Merindades, donde se encuentra enclavado Frías, es el origen de Castilla y la cuna del castellano.

El Crucero de Frías

El Crucero de Frías.

A la entrada del pueblo encontramos El Crucero de Frías o Rollo de Justicia, declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Son mojones, los miliariums romanos, pero de la época gótica. Aquí se encontraba la puerta de entrada de la ciudad, pero fue volada por las tropas napoleónicas en su retirada de estas tierras. Desde el mirador, ya en el interior de la ciudad, además de poder apreciar el límite norte de la vegetación de alcornoques, se aprecian las Casas Colgadas de Frías, que hacen las funciones de muralla, lo que se llama Lienzo de Muralla.  Alguna de estas casas tienen 900 años y hasta 700 metros cuadrados. Las casas en Frías se hacen con piedra de Toba, formada por concreciones de cal sobre vegetación (travertinos).

Casas Colgadas de Frías

Casas colgadas de Frías.

En Frías se produce un tipo de Chacolí. Tradicionalmente casi todas las casas contaban con una bodega en la que se meceraban estos vinos con las uvas producidas en los valles cercanos. Actualmente se sigue produciendo en pequeñas cantidades, pero de forma artesana.

Finalizando nuestra visita pasamos al interior de la Iglesia de San Vicente Martir y su interesante Capilla de los Frías, de gran belleza e interés histórico y cultural. Originalmente el edificio fue construido en el siglo IX y tenía una torre que se perdió y posteriormente se construyó la actual en el siglo XX. Saliendo de la iglesia y a apenas unos cientos de metros paseando por la parte posterior de Frías llegamos al foso y el puente colgante del Castillo de Frías, unica entrada al edificio. El patio de armas es muy amplio y despejado, ahora que ya no están los edificios de graneros y caballerizas. Subiendo a lo alto del muro se ven las vistas de los alrededores desde todos los puntos cardinales, pero el momento culmen es cuando se sube por una empinada escalera a la altísima Torre del Homenaje, desde la cual las vistas son impresionantes y el vértigo que produce mirar hacia el patio de armas, en una caida vertical de aproximadamente 50 metros. Es uno de esos monumentos que más me han impresionado y que me produce gran emoción recordarlo.

Castillo de Frías

Castillo de Frías.

En fin, puedo decir que la Ruta Raíces de Castilla en una de esas rutas que hay que conocer, verlo al menos una vez en la vida, sin lugar a dudas. Por último, agradecer a Loreto y Luisa, a Alberto y, en fin, a SOTUR por la atención recibida y por la oportunidad que me han brindado para conocer estas tierras de Castilla.


A %d blogueros les gusta esto: